Inicio Blog List – Fullwidth

Blog List – Fullwidth

NUEVAS IMÁGENES DE SAN MIGUEL Y SAN GABRIEL

PARA EL RETABLO MAYOR DEL SANTO ÁNGEL. Obras del imaginero Abrahán Ceada.

Como algo que faltaba en el retablo mayor del Santo Ángel, un deseo de la comunidad desde hace años es la solución del ático del Retablo mayor de la iglesia conventual. Observando las fotografías antiguas, en algunas ocasiones, junto al resplandor central del ático, se disponían algunas esculturas, como las dos santas carmelitas que actualmente están en el retablo de la Salud. En otro momento, en los años sesenta se dispusieron los dos ángeles de Blas Molner, como vemos en la fotografía.

         Desde este deseo de completar la iconografía del Santo Ángel, se han encargado al imaginero Abrahán Ceada la realización de dos imágenes de San Miguel y San Gabriel, de aproximadamente 1,80 de altura, para ir destinadas al ático del retablo, completándose así los arcángeles, con el San Rafael y el Santo Ángel de la Guarda que Blas Molner realiza en el siglo XVIII.

         Durante este fin de semana se van a presentar los proyectos a la feligresía para que sea una colaboración entre todos los fieles que asisten a nuestro templo. Las dos imágenes se estrenarán para la Fiesta de la Inmaculada en diciembre de este año.

         Adjuntamos las fotografías antiguas del retablo mayor y los dos dibujos a modo de bocetos aportados por el escultor Abrahán Ceada.

CARTEL DE SALIDA Y ESTRENOS DE LA AGRUPACIÓN

DEL STMO. CRISTO DE LOS DESAMPARADOS DEL SANTO ÁNGEL.

El Cartel se ha realizado a partir del Paño de la Verónica pintado por Rafael Cervantes y adquirido por un grupo de hermanos de la Agrupación y que no había sido utilizado como cartel con anterioridad. Este año, ante la premura de tiempo y no poder encargar uno nuevo, se ha escogido esta valiosa pintura del patrimonio de la Agrupación. La fotografía se debe a Luis Romero y el montaje a Pepe Lerate de Gráficas San Antonio.

En la Capilla Sacramental, a los pies de la Virgen de la Salud, se ha dispuesto un altar de insignias con los ciriales de Orfebrería Méndez, se estrena la pértiga del mismo taller y el conjunto de ocho dalmáticas y ropón que cuyo patrón parte de un conjunto de dalmáticas del siglo XVIII de este convento. Han sido confeccionadas por Loli Romero y costeadas por un grupo de hermanos. 

En el cortejo un hermano va a portar el Lignum Crucis del siglo XVII que custodia el convento, en relicario manierista del primer tercio del seiscientos. 

Todo va preparándose con mucha ilusión de cara a la Primera Salida Procesional del Cristo de los Desamparados el próximo sábado 23 de marzo a las 18´00 horas.

NUEVA INCORPORACIÓN AL MUSEO DEL SANTO ÁNGEL

Pintura sobre cobre de la Virgen de Guadalupe.

Observamos una delicada pintura sobre cobre de la efigie de la Guadalupana, el venerado icono de la Virgen mexicana que se venera en el cerro del Tepeyac, al norte de la Ciudad de México. La pintura, de unas dimensiones de 28,5×21,5 cm., muestra en perfecta representación la efigie de la Virgen tal cual se plasmó en el ayate de Juan Diego. Túnica rosácea ricamente adornada con filigranas en oro, un manto azul real ornado de estrellas, la luna a los pies y sostenida por un ángel. María está coronada y rodeada por un resplandor dorado sobre una mandorla trasera.

Alrededor de la pintura, a modo de marco, aparecen cuatro filacterias que rezan reproduciendo las avemarías conocidas como el canto final del rosario bíblico: Dios te salve, Hija de Dios Padre. Dios te salve, Madre de Dios Hijo. Dios te salve, Esposa Dignísima del Espíritu Santo. Dios te salve, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad.

En el ángulo inferior derecho aparece la firma del autor: Miguel Correa F. Sería igualmente atribuible a su mano, ya que reproduce en muchas ocasiones, y con la misma tipología iconográfica, la efigie de la Virgen de Guadalupe. Correa fue un gran maestro de la pintura, y veedor, en el México de finales del siglo XVII y principios del XVIII. Hijo del destacado pintor Juan Correa, nació en la Ciudad de México en 1646. Conserva magníficas pinturas en la Profesa de los Jesuitas de México, así como otro cobre similar que se hallaba en las trinitarias de Sevilla. Este asunto lo repitió en varias ocasiones, como unas versiones recientes que se han subastado en galerías de arte.

La pintura se ha intervenido levemente, realizando una limpieza físico-química superficial, sin profundizar en exceso, y se han reintegrado volumétricamente dos esquinas (la superior izquierda y lateral derecho) y una pequeña perforación en la parte superior central (seguramente realizada con intención de colgar la pintura). Se han realizado con un recrecimiento a base de resina epoxídica por colada, que ampliase la superficie del cobre, que había sido cortado. Así, se podía completar el avemaría derecho, del que sólo se intuía la parte inferior de las letras.

El marco que acompaña la obra se ha limpiado y encerado, para proteger la madera y las aplicaciones de latón que lo decoran. No pertenecía a esta pintura, sino que se ha destinado a este magnífico cobre. Se sustituyó el cristal, que estaba fracturado, y se ha dispuesto en el reverso una nueva tablilla interior de madera, que aísle mejor el cobre para su protección. La tablilla original trasera, que presenta la inscripción “Sábado 5 de noviembre de 1932” se ha mantenido por interés conservativo y documental.

P. Juan Dobado Fernández y Carles Salafranca Porcar

VIII ANIVERSARIO DEL MUSEO DEL SANTO ÁNGEL

El Museo de Artesacro de Sevilla.

Una Guadalupana de Correa para celebrar el aniversario.

                                                         P. Juan Dobado Fernández

                                                        Prior del Santo Ángel y Director del Museo

Van pasando los años y se va consolidando aquel proyecto de un Museo Conventual en la parte antigua del convento del Santo Ángel de Sevilla. D. Juan José Asenjo bendecía aquellas salas un día como hoy, 8 de marzo de 2016, en medio de una gran expectación de público que acudía ansioso a contemplar estas salas de arte sacro.

Aquel proyecto ha ido creciendo y se ha duplicado, incluso más, en la actualidad. Las donaciones de particulares y las procedentes de otras casas de la Orden han ido configurando un recorrido por la pintura, escultura y artes decorativas dedicadas a la espiritualidad del Carmelo y a la Iglesia. En torno a cinco mil piezas de arte que incluyen los volúmenes de la Biblioteca, las colecciones de pintura y escultura, artes decorativas, textiles, mobiliario, grabados, platería o belenística. Obras de arte de Ocampo, Roldán, Luis de Morales, Lucas Jordán, Matia Preti, Cristóbal Ramos, Salzillo, Vergara o el célebre Rubens forman una colección singular dentro de la ciudad de Sevilla.

Así lo ha calificado la prensa y medios de comunicación de Sevilla, como el mejor exponente del arte sacro en la ciudad que atesora numerosos templos y conventos de gran valor artístico.

El pasado 13 de febrero de este año 2023, el Sr. Arzobispo de Sevilla D. José Ángel Saiz y el Alcalde de la ciudad D. Antonio Muñoz, junto al Provincial, el P. Antonio Ángel Sánchez Cabezas y numerosas autoridades del mundo de la cultura y del arte, acompañaron a la comunidad de frailes en este momento tan importante en la historia del convento fundado por San Juan de la Cruz en 1587.

Durante ocho años han pasado varias decenas de miles de personas y se han realizado numerosas exposiciones, programándose dos cada año, enriqueciendo y restaurando su patrimonio gracias a la ayuda de profesionales. Un total de 16 exposiciones, muchas de ellas con gran número de visitas, como la de la escultura de las Dolorosas o la dedicada a San José, que fueron visitadas por miles de personas.

Celebramos este acto presentando esta pintura sobre cobre de la Virgen de Guadalupe, firmada por Miguel Correa, de principios del siglo XVIII, restaurada por Carles Salafranca. Es una verdadera joyita del arte novohispano que podrá contemplarse en las colecciones del Museo.

Un Museo que se ha adaptado a las nuevas tecnologías, que tiene sus redes sociales actualizadas, con sus logotipos y diseños MUSAN.

Un Museo que se ha hecho imprescindible para los amantes del arte en todas sus expresiones, con su horario de visitas oficial y apertura, así como la visita guiada en todo momento. Desde este Museo ha partido la iniciativa de hacer una ruta de conventos e iglesias con museos que el Ayuntamiento está perfilando para ofrecer a los visitantes un auténtico recorrido del mejor arte sagrado del barroco.

DE PROFUNDIS CLAMO AD TE DOMINE

LA CUARESMA EN CLAUSURA

Lugar: Museo del Santo Ángel

Comisario: P. Juan Dobado Fernández OCD

Del 26 de febrero hasta el 27 de marzo.

         El tiempo de Cuaresma es el más intenso en la vida de la Iglesia, no sólo se vive en los templos y en las calles de nuestras ciudades, sino también en el silencio de las clausuras conventuales. Esta muestra que organiza el Museo del Santo Ángel quiere mostrar al público las prácticas penitenciales y las devociones que recorrían los claustros y los tránsitos de los espacios conventuales durante la Cuaresma y la Semana Santa. Con el salmo De profundis, Desde lo hondo a ti grito Señor, Señor escucha mi voz, damos título a esta muestra. Se podrán ver en torno a sesenta obras, proceden de clausuras de las Carmelitas Descalzas, y se muestran por primera vez al público.

         Nos encontramos imágenes de pequeño tamaño, nacidas para la devoción en el oratorio o en las hornacinas de los claustros, destaca un magnífico Calvario de escuela castellana del siglo XVIII, la pequeña imagen de Jesús Caído o el Cristo de la Humildad, de la escuela de Malinas, de finales del siglo XV o comienzos del XVI. La imagen del Crucificado se convierte en el símbolo de la Cuaresma, como vemos en el espléndido Cristo de escuela italiana del siglo XVIII o el maravilloso marfil filipino del segundo tercio del siglo XVII, con cruz de ébano donde aparecen tallados racimos de uvas.

Algunos ejemplos de Dolorosas, de estética castellana, aportan el dramatismo del dolor en la Virgen, así como algunas pinturas, donde destaca la tabla de la Piedad, de escuela flamenca del quinientos, nueva donación al Museo del Santo Ángel. La Virgen sostiene al Hijo en sus brazos, ayudado por San Agustín y San Nicolás de Tolentino.

         Muy entrañables son siempre las imágenes de los Niños de Pasión, como el Buen Pastor, el Nazareno o Niño en Meditación, obras de los siglos XVI al XVIII. Las pequeñas tallas de los Niños pasionarios poblaban los conventos cargando con la cruz o con los instrumentos de la pasión, o sentados en meditación en la roca del Calvario.

         Otras piezas ponen de relieve la piedad sencilla como las cruces pintadas o el original Viacrucis pintado sobre tabla del siglo XVIII, destinado a los tránsitos del convento, donde las religiosas podían hacer en privado las estaciones como ejercicio de piedad individual.

         Algunos elementos de la liturgia ya han quedado en desuso, como el famoso Tenebrario, espectacular obra tallada en madera y dorada que presidía el oficio de Tinieblas datado en el siglo XVIII. Muy valiosa es la colección de ornamentos de tonalidades moradas, de los siglos XVIII y XIX, así como las capas negras para el Viernes Santo o el ejercicio de la Soledad en el Sábado Santo. Los altares se cubrían con telas moradas para tapar las imágenes desde el Viernes Santo hasta la celebración de la Vigilia Pascual.

         Dos vitrinas exponen pequeños objetos relacionados con las penitencias como las disciplinas, de cuerdas o de pinchos, así como los cilicios que los religiosos y religiosas podían llevar siempre con permiso del prior o de la priora. Las disciplinas en comunidad eran los lunes, miércoles y viernes, en el De profundis o en el antecoro. Las penitencias eran comunes igualmente a las cofradías que llevaban sus disciplinantes o flagelantes. Los ayunos marcaban también el tiempo de Cuaresma, aunque algunas órdenes, como el Carmelo Descalzo, ayunaba desde la Exaltación de la Cruz hasta la Pascua de Resurrección, así como la abstinencia de carne durante todo el año.

Estampas, pequeños bronces, cruces de taracea, libros de rezos y muchas más piezas que nos sumergen en esa práctica cuaresmal que las órdenes religiosas vivían con intensidad como preparación a las Fiestas de Pascua.

                                               P. Juan Dobado Fernández OCD

                                               Comisario de la exposición

BESAMANOS AL MILAGROSO NIÑO JESÚS DE PRAGA EN EL SANTO ÁNGEL DE SEVILLA

Llegan los días grandes de veneración al Milagroso Niño Jesús de Praga en Sevilla, que comienzan este fin de semana con el Besamanos a su titular en horario de misas.

Solemne Triduo los días 24, 25 y 26 predicado por la comunidad.

Procesion el sabado 27, a las 17.30 horas por las calles de Sevilla acompañado por la Banda de Música de la Magdalena de Arahal y los Grupos Jóvenes de la ciudad.

Función Principal el Domingo 28 a las 13.00 horas.

UN RETABLO MANIERISTA DEL SIGLO XVII PARA EL SANTO ÁNGEL

Donación de un grupo de feligreses al templo

En la Misa de 20:00 del día 14 de diciembre, Fiesta de San Juan de la Cruz, se ha bendecido en la Capilla Sacramental del Santo Ángel de Sevilla, un retablo manierista de principios del siglo XVII. Se trata de una donación excepcional de feligreses particulares, de esta valiosa pieza que se encontraba en el comercio de arte y que, curiosamente, procedía de algún antiguo convento carmelitano, ya que lleva los escudos del Carmen Descalzo y toda la predela con escenas de santos carmelitas, como Santa Teresa o San Alberto.

Se ha colocado en el lateral de la Capilla Sacramental, junto al Cristo de Montañés, ya que es de la misma época del Crucificado. Puede proceder de algún convento de la Orden desamortizado, pudiendo ser de escuela castellana, no descartando la andaluza, del primer tercio del siglo XVII.

Consta de banco o mesa de altar, realizada en el siglo XVIII, con tonalidades marmorizadas, sobre él se levanta el altar, con la predela decorada con las escenas carmelitanas y ángeles. El cuerpo central se articula mediante columnas estriadas ante pilastras, rematándose con frontón curvo partido con volutas, dejando el centro para un ático rectangular con frontón curvo que alberga una pintura del Niño Jesús del siglo XVIII.

La calle central no albergaba ninguna imagen, por lo que se ha colocado el extraordinario Busto Relicario de Santa Teresa, que estaba sobre un sencillo pie en ese mismo lugar.

El restaurador Carles Salafranca le ha realizado labores de conservación para ubicarlo en la Capilla. Se trata del retablo más antiguo de la Iglesia del Santo Ángel, ya que los demás son desde mediados del siglo XVII en adelante, con lo que enriquece notablemente el rico patrimonio de este templo. La comunidad agradece a los fieles su colaboración en la conservación y acrecentamiento del patrimonio conventual.

Rosario vespertino de la Salud

ROSARIO VESPERTINO DE LA SALUD DEL SANTO ÁNGEL.

ESTRENOS, RECORRIDO Y DETALLES PARA UN DÍA HISTÓRICO.

P. Juan Dobado Fernández OCD
Prior del Santo Ángel y
Presidente del Grupo de Fieles

El próximo sábado día 28 de octubre, a las 18´30 horas, saldrá en Rosario Vespertino la Venerada Imagen de María Santísima de la Salud, desde la Iglesia Conventual del Santo Ángel, preparada por el Grupo de Fieles del Santísimo Cristo de los Desamparados, con sede en dicho templo conventual. Que sepamos por la historia, sería la primera vez que la Imagen de la Salud, atribuida a Juan de Astorga, sale a las calles de la ciudad de Sevilla. Sus devotos le acompañarán rezando el rosario por las calles.

         El cortejo que portará las andas, al mando de los Villanueva, precedido por los Ministriles Hispalensis, que interpretará música polifónica del Siglo de Oro, se dirigirá por Tetuán, Pedro Caravaca y Sagasta hacia la Residencia de San Juan de Dios de la calle Sagasta, accediendo al templo por la Plaza del Salvador. Allí visitará a los ancianos de la Residencia, ya que la obra de caridad del Grupo de fieles se destina a esta Orden Hospitalaria. Una vez transcurra las oraciones y cantos a la Virgen, el cortejo se dirigirá de vuelta por Entrecárceles, Granada y Tetuán hacia el Santo Ángel.

         La Virgen de la Salud irá sobre las andas de la querida Hermandad de la Estrella de Triana y lucirá el manto antiguo de la Soledad de San Buenaventura que, tan amablemente, nos han cedido para esta primera salida histórica. El adorno floral estará a cargo de Añil, con el toque de elegancia que sabe darle a cada Imagen y en particular para este momento tan importante.

         La Imagen luce la saya rosa de bordados en seda del siglo XVIII, la toca de hojilla, así como su corona, puñal y luna de gala, de José Manuel Bernet, la peana obsequio de uno de sus hermanos. Lleva varias joyas de los siglos XVIII y XIX, al igual que el conjunto de ramos de talco y relicarios del siglo XVIII.

         Estrenos:

  • Tocado de mantilla española de blondas del siglo XIX.
  • Enaguas confeccionadas por el diseñador y modisto Miguel Reyes.
  • Pollero realizado por Marco Antonio Fernández.
  • Lleva pañuelo-reliquia bordado por Santa Ángela de la Cruz, custodiado en el Convento del Santo Ángel.

Fotos: Luis Romero.

INAUGURACIÓN DE LAS NUEVAS SALAS DEL BORDADO Y DE LA ORFEBRERÍA

EN EL MUSEO DEL SANTO ÁNGEL DE SEVILLA

Después de tres meses de obras, hoy se abren al público las dos nuevas salas dedicadas a las artes del bordado y la orfebrería. Una realidad muy esperada dentro de las colecciones de este singular de Museo que se convierte en una de las colecciones artísticas más grandes de la ciudad de Sevilla. Precisamente es un resumen del ARTE SACRO de los siglos XVII y XVIII donde el arte estaba al servicio de la liturgia y de la belleza de la fe cristiana. Se presentan dos recreaciones de altares completos, uno de plata y otro de madera tallada y dorada y piezas bordadas en sedas.

         Lo que comenzó con las primeras cuatro salas del Museo, pasa a un conjunto de diez salas, las nuevas de grandes proporciones, donde dan cabida a un centenar de pinturas, casi doscientas esculturas, grabados, cerámica, mobiliario, más de doscientas piezas de platería litúrgica y de las imágenes, los fondos de Biblioteca con tres mil quinientos de los siglos XVI al XIX, las colecciones de Belenes o las colecciones de ornamentos y bordados, etc. Todo ellos nos llevan a una colección de arte en torno a 5.000 piezas de todas las artes de los siglos XVI al XIX.

         Pasemos a las dos nuevas salas que se presentan:

         La primera sala, denominada SANCTA SANCTORUM, procede de algunas dependencias que en los conventos de la Orden albergaba las piezas de bordado y platería. Es una sala que muestra el altar completo de plata con todas las piezas que pueden verse en la Iglesia del Santo Ángel durante las grandes celebraciones y que ahora se podrá disfrutar todo el año. Pero que bajarán al templo cuando la liturgia lo demande, para seguir cumpliendo la función para la que fueron creadas: atriles, candeleros, sacras, incensarios, etc.

         Un juego de vitrinas expone la valiosa colección de cálices, copones, ostensorios, vinajeras, navetas y un sinfín de piezas de platería de los siglos XVII al XIX. Entre las obras también se encuentran algunas piezas de oro y pedrería, destacando las coronas de la Coronación de la Virgen del Carmen y la medalla de oro de la ciudad de Sevilla concedida al Convento del Santo Ángel en 2022.

         En la SALA DE LOS BORDADOS, un amplio espacio expositivo se han dispuesto tres grandes vitrinas donde irán rotando los ornamentos que atesora el convento. Se exponen valiosas casullas de los siglos XVIII y XIX bordadas en oro y sedas, así como originales ternos de la misma época que siguen usándose en las principales celebraciones del templo carmelitano.

En la vitrina principal se ha montado el altar barroco con valiosas piezas talladas y doradas en el siglo XVIII, con una amplia colección de ramos de flores de talco y otros detalles, como el frontal filipino de sedas o el palio del Corpus, ambos del siglo XVIII. Del mismo modo, se presentan algunos bordados como una saya de la Salud o un hábito del Carmen, ambos del siglo XVIII. Las piezas irán variando a lo largo del año.

Una vitrina presenta una rica colección de casullas y dalmáticas con procedencia de diferentes talleres europeos, no sólo españoles, sino también franceses e italianos. Se encuentran en buen estado de conservación y que se siguen usando en las celebraciones de la Iglesia del Santo Ángel.

Por último, otra vitrina recrea una habitación o celda de Santa Teresa, ricamente vestida con bordados del siglo XIX. Numerosos detalles completan la sala, como la Virgen del Tránsito o el medallón bordado de la Inmaculada de 1874.

Donación de una obra de Cristóbal Ramos:

Consolación de Utrera.

En esta sala se presenta una obra donada recientemente, procedente de un domicilio sevillano, se trata de una terracota de candelero de la Virgen de Consolación de Utrera, de delicado trabajo, cuyo estilo permite atribuirla a Cristóbal Ramos, insigne maestro del que este convento conserva una de sus mejores colecciones. Se podrá ver en esta nueva sala del Bordado, vistiendo ricas telas.

Todo a disposición de los visitantes que se deleiten visitando las salas de este hermoso museo conventual en el corazón de Sevilla.